El esfuerzo diario de muchos padres para conseguir que sus hijos obedezcan, es cada día un gran suplicio para ellos.

Existen diferentes métodos para conseguir que los hijos hagan caso a sus padres y uno de ellos es el refuerzo positivo, el método consiste en ayudar a los niños a aprender y usar las conductas positivas. Cuando los niños son recompensados llegan a mostrar el comportamiento deseado y lo repiten. Esta repetición hará que pase a formar parte de su repertorio de conducta. Es decir, se habituará a hacerlo así y ya no serán necesarios los premios.
El apoyo positivo que se les da los padres ayudan a construir la autoestima de sus hijos.

tabla de recompensas2Algunos niños arman un verdadero escándalo a la hora de irse a dormir, cuando tienen que irse del parque en el que están jugando, dejar de ver la tele, etc., o se niegan sistemáticamente a hacer sus tareas. Para lograr que los niños obedezcan existe una técnica muy sencilla y fácil de aplicar: TABLA DE RECOMPENSAS o ECONOMÍA DE FICHAS

Aunque esta técnica sea sencilla, para que funcione es necesario aplicarla correctamente. Para eso hay que prestar atención a los detalles.

Esta técnica consiste en darle puntos cada vez que realice adecuadamente la conducta que deseas que haga. Con esos puntos podrá comprar premios después. El objetivo es motivar al niño/a para que realice esa conducta y desee repetirla con frecuencia.

¿CÓMO FUNCIONA?

1-. Identifica los comportamientos por los cuales el niño puede ganarse una “ficha”, por ejemplo: lavarse los dientes antes de irse a dormir, poner la mesa, etc..

2-. Determinar el valor de la “ficha”. Cuantas fichas debe recibir por cada buen comportamiento, o cuantas va a perder con algun “mal” comportamiento. Hay que saber ser flexibles, y no por un detallito quitar la ficha.

3-. Determinar que tipo de premio o privilegio va a ganar el niño por sus “fichas”, puede ser una galleta, unos colores, un libro, un juguete, burbujas, jugar con el ipod o por ejemplo ir al parque, o al cine. Cuando los papás le dan una “ficha”, siempre hay que elogiarlo y hacer el comentario de lo bien que lo está haciendo y el porque se le está dando la “ficha” , de esta manera el niño sabe que conducta repetir, además los elogios en sí son un premio, los motiva y les da autoestima.
4-. Darle a los premios un valor. Por ejemplo 5 fichas por una galleta, o 10 fichas por unos colores. Hay que tener premios interesantes que motiven a los niños y ponerle un valor ni muy alto que sea inalcanzable, ni muy bajo que haga que no se esfuercen.
5-. Explicarle al niño de lo que se trata. Si el niño no entiende el concepto, no estará motivado a mejorar en conducta. El niño debe entender que lo que está ahí en el tablero le dará “fichas” las cuales tienen un valor y un premio o privilegio
6-. Fijar una manera en la que el niño/a pueda obtener su recompensa. Ya sea al final del día, de la semana, cuando junte tal cantidad de fichas etc

A tener en cuenta:
Hay que hacer la Economía de Fichas con expectativas y recompensas razonables y alcanzables
Las habilidades del niño, si el niño por ejemplo tiene problemas de lenguaje buscar una manera de que el niño pueda decirlo, ya sea diciendo sólo “pipi” o “baño” a la mejor una seña, o alguna imagen que tengan a la vista y que el niño pueda señalar cuando desee ir al baño
Las necesidades de los niños y sus gustos cambian, así que los motivadores y/o conductas deben ser cambiadas de ser necesario
Si no está dando resultado, hay que ver en que se está fallando y hacer cambios (demasiado fáciles, demasiado difíciles, las recompensas no le gustan, …)

¡La mejor manera de aprender y reeducar para la buena conducta

de los peques!

Desde la web de Ofertix puedes acceder directamente a la oferta de la Tabla de Recompensas personalizada para los más peques siguiendo el siguiente enlace Tabla de Recompensas

tabla de recompensas